Acerca de la U-nivers-idad

[Dirigido especialmente a Art. y aquellos educadores y educadoras que a veces nos perdemos por el camino].

Ya dejaba entrever algo el día 31 y sabía yo que iba a tener que aclarar ciertos aspectos que, fácilmente, pueden darse a la confusión.

Considérese esto, pues, un intento de declaración de intereses.

– La Universidad, como imaginario, es una oportunidad única de crecimiento personal.

– La Universidad, en la práctica tal y como la vivimos hoy en día, es un auténtico desastre.

– El problema suele venir, casi siempre, por lo que suponemos o entendemos que es la Universidad. Hemos crecido con esa idea, a menudo vendida por nuestros educadores en la escuela primaria|secundaria, de la Universidad al estilo modelo americano/británico: un foro de reunión, de crecimiento mutuo, en el que uno puede aportar, criticar ideas y progresar. Un lugar con campus verdes en los que sentirte en un medio natural, con decenas de conferencias, debates y mesas redondas diarios. En definitiva, ese sitio en el que tu educación la labras tú.

– El sistema actual pretende dar cabida al trabajo autónomo del estudiante. Este topic incluye en sí mismo dos errores: (1) el trabajo autónomo del estudiante lo decide el profesor que, una vez recibido el manuscrito|proyecto|memoria correspondiente, lo puntúa de acuerdo a su propia formación y experiencia, olvidando la riqueza del debate y el aprendizaje mediante la acción y (2) supone que todos los estudiantes son iguales en cuanto a inquietudes, intereses y motivaciones.

– La enseñanza universitaria es reglada. Esto debería implicar que un profesional, con experiencia, y formación ya no sólo en su ámbito, sino también en la propia docencia, no está al nivel del alumno (que está para aprender) sino que está por arriba. Sin embargo, esta idea olvida un principio fundamental: en el proceso de la labor educativa, el docente también debe mejorar, crecer, avanzar. Y eso no es posible si no se escucha al alumnado.

– No me refiero tanto a la idea de cambiar la Universidad hacia el ideal que todos tenemos en mente sino más bien de partir de unos principios básicos, indicar unos objetivos, en base a las necesidades detectadas en nuestra realidad. Y esta realidad, entre otros puntos, implica ser conscientes de la baja participación del estudiantado en su propia formación (lo que, coloquialmente, denominamos iraclase-estudiar-hacerexámenes-aprobar y pà’ casa|botellón) y que la motivación de la mayor parte de los u-nivers-itarios viene más por tener un título que por crecer como individuos e individuas que sobreviven en un contexto.

– En general, y a modo de conclusión, somos los que las circunstancias nos ha hecho ser. Pero esto no significa que no podamos conseguir ni luchar por ser lo que queremos ser, aunque cueste trabajo y a veces se haga demasiado cuesta arriba.

Quien lo escribe (por contextualizar) presidió una Delegación de Estudiantes de una Facultad, vicepresidió un Colectivo Nacional de Estudiantes Universitarios, cursa estudios de posgrado en el ámbito universitario e intenta educar a un grupo de chavales el resto del tiempo.

Anuncios

~ por rotero en febrero 13, 2011.

5 comentarios to “Acerca de la U-nivers-idad”

  1. Lo primero: sueno demasiado borde cuando escribo. No me lo tengas muy en cuenta, pliz, en mi intento de decir sola y exclusivamente lo que quiero, tiendo a sonar borde, serio o mosqueado… pero nada asi, palabrita de niño jezuz xD

    No sabía que hubieras sido una master de delegación! Yo he hecho mis pinitos (me quieren reclutar para que haga cosas más serias, dicen que les hace falta gente como yo, pero me resisto de momento… tengo que dedicarle todo el tiempo posible a pasar limpio xD El año que viene me lo plantearé).

    Para mí la universidad es algo distinto. Quizás por las diferencias de carreras. Básicamente es un lugar al que ir para que nos enseñen, nos pongan a pruebas y nos curtan a palos. Nada más y nada menos. Disciplinarnos y meternos la doctrina del esfuerzo bien adentro. De la independencia y del buscarse la vida uno mismo para superar todas las piedras. Sí que hay algún profesor que intenta explicar un poco como es la vida fuera, de “encaminarnos”, pero realmente no es algo que esperemos de ellos. Hay demasiados créditos y demasiada materia.

    Los profesores y las asignaturas son el enemigo a batir, y es de mis amigos y compañeros de quien saco todo lo demás. Personas con inquietudes y mentalidades parecidas, pero cada uno de su padre y de su madre. Yo he crecido mucho, he madurado en distintos ámbitos, pero obteniendo cada una de esas cosas por separado.

    El sistema que defiendes sería ideal en otro tipo de carreras (las orientadas a trabajar con personas e ideas) pero es poco menos que utópico. Se necesitarían personas realmente excepcionales a todos los niveles (ellos para intentar aplicarla y nosotros para querer recibirla) y tal como está el patio… Lo cual no quita que haya que seguir aportando lo que pueda cada uno.

  2. (Disclaimer: Mis comentarios siempre hay que imaginarlos con una gran sonrisa en la cara. Pueden sonar un poco bordes pero nada más lejos de la realidad :D)

    Antes que nada felicidades @Alicia por el post. Parece que vamos confirmando lo de la similitud de opiniones… 😛 Por supuesto lo comparto por ahí…

    @Art. Una pena esa opinión sobre la universidad. Efectivamente tienes un concepto muy diferente al ideal de universidad primigenio, y en mi opinión deseable. Es más, tienes una visión de la educación en general bastante triste. Creo que sería interesante que compartieses con nosotros alguna ampliación de tipo pedagógico para ver si podemos entender mejor tu posicionamiento al respecto.

    La argumentación basada en situaciones utópicas está un poco manida y no aporta al debate.

    Saludos!!

  3. @Juanmgar: Cómo te pasas xD Me gustaría compartir contigo alguna ampliación de tipo pedagógico, pero me temo que no entiendo a qué te refieres con eso. Si me lo dices en otras palabras, encantado de la vida. Y no, mi concepto de la educación no es ese, sólo que del colegio e instituto a lo que es estudiar una ingeniería, no queda otra que asumirlo. Puedes considerar la universidad de otra forma si quieres, pero te aseguro que la carrera se nos tomaría más años en ese caso. Nosotros vamos a aprender, fortalecernos y sobrevivir. En humanidades o letras (de ahí que diga lo de las carreras que implican trato con personas o cultura) por fuerza el concepto ha de ser distinto, eso no lo dudo.

  4. individuos e individuas ains… individuos es masculino que denota genérico, así no avanzamos

    Yo como cerezas, porque si comiera cerezas y cerezos tendría un problema de Entofagia

  5. […] corrige la maravillosa Itziar. No es el sistema a lo que se refería, sino a “la educación como producto en crisis”. Lo cierto es que […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: