Salud Mental [I]

En un afán de hacer lo posible por la Salud Mental de mis estimados lectores|amigos, me aventuro a comenzar la serie ‘por la salud mental‘. ¿El objetivo? Todavía no lo tengo claro. Acéptense sugerencias, quejas y reclamaciones pero en caso de desacuerdo piense antes, ¿no estaré evitando inconscientemente asumir que la que aquí escribe tiene razón porque el tema tratado es disfuncional en mi vida?

Porlasaludmental [I]

Creencia Irracional: “El mundo es un lugar justo”.

Decía Ellis, el de Beck, que una de los sesgos cognitivos más perjudiciales en nuestros tiempos era el de pensar que el mundo era un lugar justo. De ello se derivaba pensar que las cosas debían tener un orden universal y que nada malo debería de pasarnos.

El segundo paso de esta creencia irracional suele pasar por marcarnos unos objetivos que cualquiera podría tachar de utópicos y que a menudo deriva en el complejo de superhéroe que solemos arrastrar los profesionales de la salud a nuestras espaldas.

Sin embargo, la práctica clínica hace observar que, no sólo los profesionales de la salud (y las aspirantes a títulos de belleza) optan por los valores relacionados con ‘la paz en el mundo’ sino que también muchos de los estudiantes que hoy por hoy trabajan estrechamente en las instituciones universitarias suelen dejarse arrastrar, queriendo o no, por la vía de la construcción de ‘un mundo perfecto’.

Chicos, la vida no es justa. El mundo no es justo. Existen las diferencias norte-sur, hay gente que muere de hambre, hay niños que son explotados en trabajos forzados y no tienen infancia, las tostadas siempre caen por el lado de la mantequilla y tu novia puede pegártela con tu mejor amigo.

Si tratamos de hacer más justo el mundo, el continente, el país, la ciudad o incluso la institución a la que pertenecemos, probablemente finalicemos nuestra jornada con una sensación de desamparo, desaliento y disociación tan amplias que uno de los pensamientos a altas horas de la madrugada sea: “¿y todo esto para qué?”.

¿Entonces?

1. Me permito en este punto retomar [a mi manera] una de las ideas que David de Ugarte comentaba en la presentación de su último libro en Granada hace unos meses. Decía que los seres humanos podemos establecer relaciones personales estrechas* únicamente con 150 personas. ¿Podría ser éste un punto de partida para la comunicación y transmisión de nuestros valores?

Me refiero a que, si ya hemos asumido que no podemos cambiar el mundo, podríamos trabajar con esas personas que nos rodean, ‘cambiar’ nuestro micromundo y hacerlos más felices. Trabajar por la comunidad y obtener una satisfacción personal por ello, evitando así los riesgos de la no-salud mental.

2. Por otro lado, al asumir la idea de que nuestra vida se desarrolla, nos guste o no, en una comunidad más amplia de 150 personas, asumiremos que nuestros valores, válidos en lo próximo, son puestos en tela de juicio una y otra vez. Bien, asumir y dotar de estabilidad los valores propios es una tarea a desempeñar por parte de cada uno de nosotros a lo largo de su existencia, sin embargo, el pensamiento rígido (o ‘imposición de los valores‘, según como se mire) sólo nos convertirá en personas inflexibles, que no se adaptan a las circunstancias. Con esto no me refiero a que uno deba saltarse todos los semáforos en rojo sino a que sería más sencillo guiarse por estos valores pero, cuando entran en conflicto, utilizar el sentido común y, siendo necesario, hacer excepciones. Recordemos: sin excepciones no hay reglas.

Gracias por su atención.

***

*Anotación (relaciones personales estrechas): dícese de aquellas en las que participas en la vida de otra persona, conoces sus inquietudes, miedos, aspiraciones. En definitiva, es alguien importante para tí con el que mantienes un contacto regular.

Anuncios

~ por rotero en marzo 23, 2011.

4 comentarios to “Salud Mental [I]”

  1. Hoopetas tú, como te lo has currado. Muy buen post y reflexiones interesantes. Debo decir que no me suelo encontrar con ese problema, porque siempre me repliego y, dado que no intento ya cambiar a nadie, mucho menos intento que todo sea perfecto. Aún así espero que a alguien le sirva lo que escribes.

    Y completamente de acuerdo en el “piensa global, actua local”. No son necesarias grandes hazañas para estar haciéndolo bien con tu vida.

    Un beso

  2. Como diría cualquier ampurdanés de pro: “El món és just, el que passa és que a més és lent”.

  3. 1 semana (168horas).
    Hace una semana que no te veo.

    nota mental: no dejar a Sharu sola más de 168h sin sun otra mitad.

    pd: tú tas falta…deja a los enfermeros y vente con mis antropólogos (juas juas juas)

    pd2: (comentario algo más serio) => no sé si el mundo es justo o no..pero creo firmemente en la existencia de una gran balanza cósmica. 🙂

  4. Estimada señorita Ioxti,

    Debería usted conocer mejor que nadie la teoría de Ellis, muy relacionada con ‘la teoría de los pájaros que echan a volar y vuelven a la Tierra’.

    Últimamente prefiero no unirme demsiado con antropó-fagos, me hacen dudar sobre la estabilidad de las cosas con tanta relativización cultural.

    Coincido en que 168 son muchas horas sin hablar 😉

    F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: