.-..

El olvido, dice el poder, es el precio de la paz, mientras nos impone una paz fundada en la aceptación de la injusticia como normalidad cotidiana. Nos han acostumbrado al desprecio de la vida y a la prohibición de recordar. Los medios de comunicación y los centros de educación no suelen contribuir mucho, que digamos, a la integración de la realidad y su memoria. Cada hecho está divorciado de los demás hechos, divorciado de su propio pasado y divorciado del pasado de los demás. La cultura del consumo, cultura del desvínculo, nos adiestra para creer que las cosas ocurren porque sí. Incapaz de reconocer sus orígenes, el tiempo presente proyecta el futuro como su propia repetición, mañana es otro nombre de hoy: la organización desigual del mundo, que humilla a la condición humana, pertenece al orden eterno, y la injusticia es una fatalidad que estamos obligados a aceptar o aceptar.

Patas arriba: la escuela del mundo al revés

Eduardo Galeano

Anuncios

~ por rotero en octubre 4, 2011.

4 comentarios to “.-..”

  1. Con lo fácil que es empezar a relacionar todo, ver la madeja, y saber por dónde hay que cortar.

  2. ¿Dije “fácil”? Quería decir “necesario”. Lo de la facilidad ya se lo dejo a cada uno.

  3. Hombre, tampoco está de más que te den esa facilidad a veces, ¿no? Ni por eso la vida va a dejar de ser más interesante ni uno se va a volver comodón…

  4. Esto es lo que se llama “hacer ganas” 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: